Ayuda a tu cabello a defenderse del calor de la plancha

Cómo proteger el cabello del calor de la plancha

A la hora de usar la plancha siempre tenemos que asegurarnos que el cabello está totalmente seco. Aunque ya es algo que siempre sabemos, no está de más el reiterarlo. Más que nada porque hay nuevos modelos de planchas que, en ocasiones, aceptan el cabello algo húmedo. Lo mejor es omitir esta opción. Evitaremos, de este modo, dañar las fibras capilares.

El protector del cabello

El siguiente paso es el del protector del cabello. Para poder proteger el pelo del calor, nada como un buen protector que haga una barrera entre ambos. Tendrás que pulverizar sobre el cabello y repartirlo de manera uniforme, pero cuando el cabello está todavía húmedo. Si tienes un cabello mixto, puedes decantarte por un pulverizador en forma de espuma para que solo se pueda aplicar en las puntas y evitar las raíces. Para los cabellos más rizos, nada como un protector en crema. De esta manera el pelo quedará más definido y evitará el frizz.

Temperatura de la plancha

Desde luego, la temperatura no puede ser muy alta. Más que nada porque estamos tratando de proteger el cabello del calor de la plancha. Así que, lo mejor es colocarla entre los 170º o 180º. Si tienes el cabello muy fino o está dañado, entonces debes elegir la temperatura más baja que tu plancha te permita. Para un cabello sano y natural, entonces podrás elegir unos 180º. Recuerda que no debes acercar mucho la plancha a la raíz. De este modo evitaremos que se dañe.

Mascarilla hidratante y reparadora

Por muchos que tengamos en cuenta estos pasos, siempre hay que terminar de cuidar el cabello. ¿De qué manera?, pues una vez a la semana, debemos aplicar una mascarilla. Se trata de una manera de añadir la hidratación y reparación que el cabello necesita. Del mismo modo, también podemos evitar en cierta manera dejar de lado los focos de calor como secadores y plancha.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?