El gusto de hacerse un masaje el cabello

El estrés diario es un factor determinante al momento de buscar alternativas para cuidar de nuestra salud y por ende de nuestro cabello, los masajes capilares son una delicia y ofrecen grandes ventajas. Mientras pasamos nuestros dedos por el cráneo vamos recorriendo zonas que sentimos rígidas y adoloridas y estimulamos su distensión pero al mismo tiempo permitimos que la mente vague y se aleje de los problemas y tensiones de la vida cotidiana. En ocasiones también podemos utilizar otras ayudas, por ejemplo aceites esenciales que trabajan sobre centros del organismo a través de la nariz y que ayudan a lograr una sensación gratificante. De igual forma, la música puede ser un poderoso aliado que haga de esos momentos íntimos, algo especial.

Los aceites esenciales

Estos aceites son bastantes concentrados y que por lo general necesitan de otro aceite llamado vehicular para diluirlos. También puede optar por mezclar la esencia con aceite de oliva o de almendras. Calcule que debe tener como base entre 2 y 3 cucharadas de aceite vehicular, al que le agregará unas cuantas gotas del esencial.

Cabello normal

  • De 5 a 8 gotas de aceite de lavanda y unas 6 gotas de aceite de rosas.
  • De 5 a 8 gotas de aceite de romero y de 5 a 8 gotas de aceite de jazmín.

Cabello grasoso

  • De 5 a 8 gotas de aceite esencial de tea tree (árbol del té) y, si lo desea, 6 gotas de aceite de lavanda.
  • De 5 a 8 gotas de aceite esencial de limón.

Cabello seco y maltratado

  • De 5 a 8 gotas de aceite esencial de geranio y 5 gotas de aceite de salvia.
  • De 5 a 8 gotas de aceite esencial de naranja.

¿Cómo realizar el masaje?

Tómate tu tiempo para un masaje a conciencia; piensa que además de trabajar por tu cabello, estás preparando  al organismo para el descanso y favoreciendo la relajación.

  • Despierta el cuero cabelludo recorriendo con los dedos del cráneo. Hazlo desde la frente hacia la nuca y luego en sentido inverso. Concéntrate en la zona detrás de las orejas y luego en las sienes. Repite estos movimientos varias veces y observarás como empieza a despertar la sensibilidad de la piel.
  • Continúa este trabajo aumentando la intensidad, a través de pequeños movimientos circulares por el cuero cabelludo. Ten en cuenta que debes ejercer una pequeña presión y evitar frotar con demasiada fuerza. Una buena forma de asegurarse de cubrir toda la cabeza es comenzar por la frente hacia la nuca y después concentrarse en las áreas laterales y detrás de las orejas.

Si sigues estos concejos no te faltará unos minutos de relajación luego de un día muy estresante, tu cuero cabelludo te lo agradecerá y si usas Henna Plus Rajasthan el brillo y salud de un color natural será tu firma a donde quiera que vayas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?